Posteado por: marmarmara | octubre 10, 2009

Amor y Sofía

Aunque ya llevamos días oyendo hablar de Hipatia de Alejandría, filósofa resucitada por Amenábar, fue a partir de ayer cuando la mayoría de los mortales tenemos la oportunidad de descubrir, en una sala oscura con olor palomitas, qué ha hecho este director con semejante mujer. Sea lo que fuere, espero que vayan apareciendo más protagonistas femeninas en este devenir del mundo al que llamamos historia. Yo voy a hablaros, en este blog, de alguna de ellas. Por supuesto sin el presupuesto de la película antes mencionada.

Hace ya algunos meses escribí algo de una tal Diótima de Mantinea, alma inquieta que tal vez no existió. Es una mujer que se presentó a sí misma como sacerdotisa, aunque Sócrates la nombra, en ” El banquete”  de Platón, como su maestra en  el arte de amar.  Fue la primera mujer que habló de amor en un mundo filosófico-masculino.
No sólo de amor físico habló, también del espiritual.
Vio el amor como intermediario entre la luz y la sombra; como equilibrio entre el que pide y el que reparte. El amor que se sabe deseado pero que también sabe dar.
Quiero interpretar sus palabras, extraer de ellas que el amor está más allá de nosotros, que se muestra esperando un nombre, como lenguaje de pájaros que arden. Cuando la descubrí me enseñó que en el aprendizaje del amor hay que ir subiendo escalones: suaves unos, altísimos otros. Y que al final de la escalada está la belleza.

 “Aquel que ha seguido el camino de la iniciación amorosa en el orden correcto, al llegar al fin percibirá súbitamente una hermosura maravillosa, causa final de todos nuestros esfuerzos… Una hermosura eterna, no engendrada, incorruptible y que no crece ni decrece”.

Eso dijo Diótima.


Responses

  1. Vaya unos nombres tan raros.

  2. Hay Diótima de Mantinea! Y…¿cuál es el camino de la iniciación amorosa en el orden correcto?
    ¿Qué orden es ese? Si aquí no hay orden ni concierto!.
    Aquí se manifiesta cuando menos lo esperas y menos lo deseas!
    Pero eso sí…es una hermosura maravillosa…

    Y también…¡Una goma elástica de la que tiran dos infelices…cuando uno la suelta el otro se dá en las narices!

  3. Que rebonico eso que dices ” …¡Una goma elástica de la que tiran dos infelices…cuando uno la suelta el otro se dá en las narices! ” y preciosa también la canción. Espero que tu pachuchez se haya pasado. Nos vemos el martes guapa

  4. Todos los momentos de plenitud llevan a esa sensación de belleza incomparable. Su esperanza y su recerdo es lo único que en realidad nos hace levantarnos cada día.

    Qué bien os sientan los puentes, compañeros!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: