Posteado por: marmarmara | junio 25, 2008

Jugamos al escondite, 2ª parte

 

Hermafrodita dormido

Me tienes escondida, acurrucada en postura  fetal, en el hemisferio izquierdo de tu cerebro. Cuanto más te empeñas en expulsarme,  más se aferra  a mí tu pensamiento. Volteas tu cabeza para ponerlo todo al revés, pero te equivocas, porque cada vez que hueles el mar, me imaginas jugando con las olas. Cuando subes una montaña, lo primero que oteas es mi horizonte. Cuando escuchas una canción, imaginas que escribiste su letra para mí. Y cuando desciendes a los infiernos buscas, en el fuego, el calor de mis besos.

No miras hacia atrás por miedo a que sea verdad la pesadilla que llevas dentro.

.


Responses

  1. cómo puede ir ese individuo con una camiseta de Ernesto. Si lo ve, el Ché pide a la CIA que lo vuelvan a liquidar. Ya lo decía Regis Debray: “Alabados sean nuestros señores”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: