Posteado por: Pacolomo | junio 20, 2008

Sin comentarios

 

Me acuerdo de esas imágenes, me vienen a la cabeza de vez en cuando. Estaba en la facultad de Periodismo y me pregunté “¿cómo puede seguir aguantando el plano el reportero de la cadena francesa France 2 para que no se descuadre mientras filma en directo como acribillan a un niño?”.

 “!No disparen!” gritó el padre a los soldados israelíes que como si estuvieran escuchando el sonido del que no tiene nada qué decir  o no es relevante lo que va a decir; continúan con lo suyo, alcanzar el “objetivo”.

Pero Muhammad al-Durrah murió a balazos mientras yo lo veía por televisión sentado en el sofá después de una opulenta comida que se me amargó egoístamente. Fue hace 8 años, ya nadie se acuerda de ese niño, yo sí. Ya nadie recuerda la desesperación del padre, yo sí. Ya nadie trae a la memoria la cara de un inocente de 12 años que iba a morir en TV, yo sí.

Con tantas livianidades de la vida y tantas tribulaciones en la sociedad sucia que nos devora, como el Saturno que tenemos arriba en nuestro blog, no he podido dejar a un lado la imagen del padre de Muhammad que trató en vano durante cuarenta y cinco minutos de protegerlo de los disparos, mientras ambos se acurrucaban contra una pared de una casa cerca del poblado de Netzarim, en la Franja de Gaza.

Es terrible pero no quiero que se me olvide esa imagen, de vez en cuando la recuerdo como hoy; de como el niño, con la cara desfigurada como la Muerte, dobla desesperadamente las piernas y busca hacerse una bola pequeña y menuda detrás de su padre, de como sentía la asfixiante necesidad de no ser nada, ser aire y salir de allí, de haber tenido una cama como las que comentamos en el blog, de que se le hubiese abierto el mismísimo Infierno y se lo hubiera llevado de allí.

Pero no; Muhammad es alcanzado por cuatro disparos y se desploma en brazos de su padre, que resulta gravemente herido. El conductor de una ambulancia que trató de rescatar al niño y a su padre también fue asesinado. El conductor de una segunda ambulancia que intentó ayudar a las víctimas resultó herido.

Pero lo peor de todo no es eso, lo peor es la HIPOCRESIA, lo peor es la INFAMIA, lo peor es la VILEZA del ser humano. Seguí la noticia durante varios días ,que como siempre, los medios te van dando en píldoras, neutralmente y sin ningún tipo de revoltijo en el estomago. Quería estar con ese niño, quería sentir que informándome no se me olvidaría (como así fue).

Pero lo peor está por llegar, el padre logró sobrevivir y utilizó la muerte de su hijo como reclamo al martirio palestino, dijo que su hijo murió “por la mezquita de al-Aqsa”, uno de los sitios de Jerusalén considerados sagrados por los palestinos. La madre del niño dijo “mi hijo no murió en vano, el suyo fue un sacrificio por nuestra patria, por Palestina”. Funcionarios israelíes cuestionaron que el niño haya muerto por soldados hebreos, diciendo que pudo haber sido la víctima de balas perdidas palestinas. Más INFAMIA.

El periódico estadounidense, New York Times, cita a un periodista israelí, describiendo su reacción cuando vio las imágenes mientras leía las noticias en la televisión local.”Perdí la voz. He estado en este trabajo durante muchos años, pero mi cerebro se congeló, mi lengua no respondía, al ver como mataban a un niño delante de mis propios ojos”, dijo el periodista.

Todo esto sucedió en el año de Nuestro Señor de 30 de septiembre de 2000.

Sé que este port es muy largo pero es para Muhammad al-Durrah que hoy tendría 20 años de edad.

 


Responses

  1. Cuando te pones a escribir, me dejas sin comentarios. Se me ha borrado la sonrisa, pero ya escribirás algo humorístico que también podamos dedicar a todos los Muhammad al-Durrah del mundo.

  2. Te has puesto tan grave y transcendental (no es recriminación) que me has dejao muy afectá. Yo creo recordar algo este suceso, vagamente, pero si tu lo presenciaste en directo ya me explico que siga en tu memoria.
    Yo, como nuestra querida marmarmara, también me quedé sin comentarios.
    No me honra pertenecer al género humano cuando ésta especie es capaz de cosas semejantes. Por ello, siempre viene a mi memoria ésta frase que no recuerdo quién la lanzó al mundo: ” Cuanto más conozco al hombre, más amo a los animales”.

  3. LAS PUERTAS DEL INFIERNO

    Los pasos que llevaban
    A los pies del cadalso
    Ya no serán contados

    Los hijos que nacieron
    Fuera de vuestro manto
    Ya no serán bastardos
    Nunca más

    Pero aun así
    Las puertas del infierno
    Se han abierto

    Y desde allí
    Los vivos se confunden
    Con los muertos

    AMARAL

  4. Hola Titiritesa! Veo que el concierto de Amaral te dejó secuela. ¡Cómo a las 6’30 que se pone la nena a escribir en el Blog! Eso es muy bueno!
    Espero que el concierto estuviese a la altura de tus espectativas. Parece ser que así fue.
    Por cierto…se acerca el día comida y no se como te lo diría…….pero algunos todavía pensamos en hacer algo en tu casita, jueves o viernes. Tu no debes preocuparte por nada, los demás nos opcupamos. ¡Te condenaste llevándonos allí esa mañana a desayunar! Hablamos.

  5. Hola gaterona… que ok, pero viernes…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: